En este ejercicio nos planteamos una mirada estrictamente práctica, pudiendo desarrollar en nuestro hacer una praxis donde el contexto requirió innovación y creatividad para responder al entorno. Reinterpretar el objeto fundacional, enfatizar la gestión de inversión social, iniciar líneas de acción, fueron hitos importantes. 

La necesidad de adaptarnos a la coyuntura nacional actual implico desafíos interpretando las nuevas necesidades y aquellos derechos vulnerados que se plantean sobre la sociedad civil actual. Observar estas nuevas necesidades implicó contemplar esos derechos, focalizándonos en la educación y formación, teniendo como imagen objetivo dar nuevas oportunidades y apreciar valores relacionados a la justicia social.

 

Reconocer elementos de esta particular cuestión social nos demandó y nos interpeló. Nos abrimos para articular junto a otros organismos y en conjunto gestionamos focalizados en las necesidades de los pobladores de nuestra región.

Con el propósito de impactar en el desarrollo de la provincia potenciamos esos puentes, logrando ejecutar programas, enriquecidos con la mirada diversa, amplia, nutridos por las competencias que cada una aportó de su propio territorio.  

Hemos construido junto a otros actores, una agenda en común, transformando visiones y valores compartidos en metas posibles. Se ejecutaron programas tendientes a múltiples objetivos, tales como:

1. Incentivar la participación de jóvenes diseñando programas para sus localidades.
2. Promover la inclusión de las personas mayores a las nuevas tecnologías.
3. Acortar la brecha entre el mundo de las instituciones educativas y el trabajo a través de acciones formativas e incorporación de equipos. 
4. Reducir las desigualdades acompañando la formación de niños y jóvenes. 

 

 

La inversión social ha sido un objetivo claro y preciso, para ello en forma creativa logramos detectar oportunidades, recursos y aplicarlos de manera efectiva y eficiente. La innovación llegó a nuestros procesos y modos de gestionar, impactando con acciones concretas.

Hemos fortalecido la inclusión, a través del compromiso sostenido en el tiempo. De esta forma generamos espacios de intercambio para nuevas formas de hacer, necesarias y urgentes de acuerdo a la agenda que la sociedad plantea.

La gestión permitió motivar a través de logros concretos, y de esta forma sumar, crear espirales de concientización, logrando sinergia.